Lo que establece el nivel de temor

En su libro “Un tratado sobre el temor de Dios”, John Bunyon afirma que la actitud de temer a Dios es proporcional al nivel de aceptación de Su verdad en nuestras almas. Si la aceptamos completamente, le temeremos mucho; si la aceptamos medianamente, le temeremos poco; y si no la aceptamos, no le temeremos en absoluto.

El temor a Dios va acompañado del correcto entendimiento de la Biblia, ya que es imposible temer a Dios, si ni siquiera la conocemos. Por eso, el Espíritu Santo nos enseña quién es Dios a través de Su Palabra y nos permite experimentarla. No obstante, hoy en día, muchas personas prefieren que se les prediquen mensajes en los que el ser humano sea el centro, donde todo gire entorno a él y para él. En estas condiciones es imposible que surja el temor a Dios. Los líderes de la Iglesia comenzaron a estudiar psicología, administración de empresas y al hombre, porque creen que el sermón es hablar de estos temas añadiendo el pasaje adecuado de la Biblia. Pero la Palabra no es para mejorar nuestras vidas ni para hacernos sentir mejor, sino que nos enseña sobre el carácter y el ministerio de Dios, y sobre Su voluntad para con nosotros.

Nuestro ser se llenará del verdadero temor hacia Dios, cuando conozcamos y comprendamos Su salvación por medio de la Palabra.

Fe verdadera y fe falsa, Kim Hyung-ik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escríbenos!
¿Tienes alguna consulta?